Imprimir

Quiles-Nerone tienen ganas de guerra

on .

Federico Quiles y Sebastián Nerone han unido sus caminos para este World Padel tour 2016. Saldrán en el primer torneo como pareja número 9 y el objetivo no es sólo mantenerse. Sebastián Nerone tiene la destreza de no perder la calma en ningún momento del partido. Puede haber necesitado unos cien cambios de camiseta a lo largo del encuentro, pero nunca va a necesitar aliento para continuar la batalla. Deja atrás al que fuera su compañero durante 12 años, el estratega Gabriel Reca con el que consiguió ser número uno del mundo y mantenerse en los primeros puestos de la clasificación. Para esta temporada vuelve a sentir la “chispita” de lo nuevo.

 

 

“Jugar al lado de un compañero como Fede que es pura energía y pura dinámica hace que esta nueva etapa profesional sea un proyecto ilusionante”

Además está a punto de asistir al nacimiento de su primera hija Valentina. “No me importa que vaya a nacer justo antes de que arranque el primer torneo. Estoy viviendo estos meses cada paso al lado de mi mujer, es todo nuevo para mí y ya me está dando muchos momentos de felicidad”. Con semejantes energías encara el año, donde una de sus metas sería volver a entrar en el Master. Sabe lo que se siente al ser maestro, lo fue en 2008 al lado de Cristian Gutiérrez. Por eso nos cuenta que volver al torneo de los elegidos tras su ausencia esta temporada, sería una de las metas.

Si hay algo que define a Federico Quiles es su empeño por no dar bola por perdida. No importa que ya esté acariciando el suelo de la pista, correrá hasta la extenuación para alcanzarla. Uno de los jugadores con más garra del circuito, que no teme al adversario, ni a un marcador adverso. Dió un salto de confianza en su juego en aquella final de 2010 en Palma de Mallorca junto a Chico Gomes, donde se dio cuenta que podía aspirar a más.

A mediados de la temporada pasada, cambió de compañero y de lado. Tras acabar con Agustín Gómez Silingo tras casi tres años juntos, cambió al revés y se unió al canario Jordi Muñoz, con el que sorprendió desde el primer torneo juntos y demostró que se siente muy a gusto corriendo en los dos lados de la pista. Ahora con Nerone, regresa al drive.

Federico Quiles arranca cada año la pretemporada desde su Argentina natal. En el calor del verano de Buenos Aires, y de su familia, el jugador asegura encontrar allí un plus de motivación con el que encarar la temporada: “me gusta empezar la temporada aquí, durante el año para mí es siempre duro pasar tanto tiempo lejos y me gusta apurar mi estancia en argentina el máximo tiempo posible”

Está trabajando duro, y convencido de que con Sebastián Nerone van a conseguir pelear a todas las parejas de lo alto del ránking.  “Nosotros estamos para pelarles a todos aunque obviamente Bela- Lima son la pareja más dura, ya lo han demostrado. Nosotros esperamos complementarnos y poder hacer un juego muy agresivo”, nos cuenta Fede.

Potencia y muchos ingredientes de calidad no les faltan a estos dos jugadores. Pero saben que lo complicado es formar una buena pareja. Lo cuenta el propio Sebastián,

“El circuito está cada vez más apretado, cada triunfo habrá que disfrutarlo porque no hay partido fácil, pero nosotros trataremos de formar una pareja sólida, y de sacar partido a la ofensiva”.

Se han buscado para tratar de formar un gran tándem con el que cosechar buenos resultados y regresar al top ocho. Fede Quiles regresa a España el 6 de marzo y al día siguiente ya tiene una cita con su nuevo compañero para ir engrasando la máquina. Y amenazan, en Gijón van a estar, “listos para la batalla”.