Imprimir

Resumen temporada deportiva masculina: 16 pruebas y 9 jugadores con título

on .

Hablar de la temporada World Padel Tour 2015 a nivel deportivo y en su categoría masculina, es hablar de una de las temporadas más apasionantes de la historia reciente del pádel.

 

 

16 pruebas y nueve jugadores han sido los que han saboreado las mieles del título.
 
Fernando Belasteguín (13), Pablo Lima (11), Guillermo Lahoz (2), Paquito Navarro (1), Matías Díaz (1), Daniel "Sanyo" Gutiérrez (1), Juani Mieres (1), Juan Martín Díaz (1) y Maxi Sánchez (1).
 
Pero vayamos por partes.
 
Un inicio con campanadas y abandono de Belasteguín-Lima
 
La temporada, como suele ser habitual en los inicios de calendario, empezó absolutamente disparatada. La expectación era máxima. Tras el largo reinado de 13 años como números uno de Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguín, empezaban ahora una nueva etapa por separado. Todas las miradas estaban puestas en ellos, había quinielas que apostaban quién de los dos se haría con el número uno, si el talento de Juan o la efectividad de Bela.
 
Pero 2015 nos traía a pista muchos más alicientes. Y lo que ocurrió en el primer master sorprendió a todos. 
 
Díaz-Mieres perdían ante Lamperti-Allemandi en los cuartos de final, y la fatalidad volvía a perseguir a Pablo Lima. En la jornada de semifinales, en un disputadísimo encuentro ante los también debutantes en aquel entonces, Paquito Navarro y Matías Díaz, una lesión en el hombro, eliminó por abandono a Lima-Belasteguín. 
 
No sería el único sobresalto. El descaro de la dupla formada por David Gutiérrez y Luciano Capra, dejaba por el camino a los "maestros" Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez, a “los míticos” Gaby Reca y Seba Nerone y a Lamperti y Allemandi en semifinales. Contra todo pronóstico, se metían en la final. Allí cayeron ante Navarro -Díaz los primeros campeones del año.
 
Belasteguín-Lahoz, una exitosa dupla "de circunstancias"
 
El open de San Fernando también sorprendió. El número uno, en ausencia de su compañero, formó dupla con el madrileño Guillermo Lahoz. Y nadie imaginaba que a la “pareja de circunstancias” les iban a salir tan bien las cosas. Bela supo motivar al veterano jugador y le devolvió la “chispita” para volver a hacer sus tiros mágicos. Ganaron a Paquito Navarro y Matías Díaz en una final a dos sets. Nadie esperaba que tras ese título, vendría otro de manera consecutiva en la Isla de la Palma. La dupla Lahoz-Belasteguín había hecho historia en su breve andadura. Las dos victorias permitirían a Willy Lahoz volver a estar en los primeros puestos del ránking.
 
Primera prueba internacional y primer título de Bela-Lima
 
En la primera prueba internacional del año, inmersos en la Patagonia argentina, regresaba Pablo Lima. Con todos los focos apuntándole. Y se sacudió la presión de la mejor manera. Ante Gutiérrez-Sánchez, tras ceder un set, consiguieron levantar su primer título juntos, el primero de un invicto que fue muy duro de abatir.
 
El abrazo de la victoria de Belasteguín-Lima fue más que la celebración de un triunfo para Pablo y se convirtió en una de las imágenes del año.
 
Palma de Mallorca, el estreno de hasta 10 cambios de pareja 
 
Mientras, las cosas no andaban del todo bien para muchas de las parejas de mayor ránking. En el torneo de Valladolid, muchos cabeza de serie cayeron en primeras rondas e iba a ser el punto de inflexión. La capital vallisoletana iba a ser testigo de unos cuartos de final y unas semifinales inéditas con sabor a juventud, Matías Marina y Alejandro Ruiz, Gómes-Lijó, o Moreno- Limones nunca olvidarán esta prueba. La final a tres sets de infarto entre Belasteguín-Lima y Navarro-Díaz también planea todavía en las retinas de muchos.
 
Tras el "tsunami" en Valladolid, llegó una auténtica revolución entre los cabeza de serie. Por primera vez en el mundo del pádel, íbamos a asistir a hasta diez cambios de pareja que alteraron y de qué manera el estatus quo. Los más destacados fueron Díaz- Sánchez, Gutiérrez-Mieres, Moyano-Grabiel, Gutiérrez-Gómez Silingo, Lahoz-Santana, y Muñoz-Quiles. Y todos se estrenaron en Palma de Mallorca con más que buenas sensaciones. Como Jordi y Federico que brillaron con su buen y prematuro acople. Pero el torneo de la isla balear, pasó a la historia por ser la primera vez que veríamos el partido del “morbo”.  Los ex compañeros, Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguín se veían las caras por primera vez en contra. Aunque fue un duelo con menos épica de la que los aficionados hubieran deseado. Bela y Lima se impusieron con autoridad y con su tercer título juntos, continuaban invictos e intratables. No sería la única ocasión en la que los tendríamos frente a frente. Pero siempre con los número uno agenciándose el triunfo. La inercia ganadora de Bela y Lima parecía no tener fin. Algunas parejas conseguían ponerles en apuros, pero siempre acaban resolviendo a su favor. 
 
Sería en el ecuador de la temporada cuando tuvimos nuevos ganadores. En el open de Madrid, Juani Mieres y Sanyo Gutiérrez brillaron con su juego y se impusieron ante Paquito Navarro y Matías Díaz. 
 
Última prueba de la temporada, con emociones fuertes
 
Ninguna otra pareja consiguió levantar trofeo de campeones hasta el Master final. Eso sí, la última prueba de la temporada, el master de Valencia, vino cargado de emociones fuertes. Allí vivimos partidos para enmarcar, de los que crean afición, como el de Cristian Gutiérrez y Agustín Gómez Silingo contra los líderes del ranking. 
 
También deslumbraron en la capital del Turia, Miguel Lamperti y Adrián Allemandi que con las cosas muy claras saltaron a por todas para llegar a su primera final. Pero acabaron con sus aspiraciones los de siempre, que se hicieron con su undécimo título para acabar la última prueba del año puntuable en la cima del éxito.
 
Un Master emocionante 
 
Mención aparte requiere el Master Final. Un torneo de maestros con sabor a nostalgia, esa que producen las despedidas. Como la de la mítica pareja Gaby Reca y Seba Nerone. Tras un total de doce años juntos, los ex número uno se separan y recibieron un homenaje que hizo derramar las lágrimas de los presentes en el pabellón 9 de Ifema. Hubo más despedidas, porque el año próximo volveremos a asistir a múltiples cambios. 
 
Juani Mieres y Sanyo Gutiérrez iban a darse el último adiós logrando algo que muchas parejas habían intentando a lo largo de todo el año. Acabar con el invicto de Belasteguín- Lima. No se jugaban el pase a semifinales, pero la dupla tres conseguía enturbiar el inmaculado palmarés de los número uno, poniendo fin a su racha triunfal, demostrando que son humanos y que claro está, pueden perder. 
 
Lo que tampoco nadie esperaba es lo que sucedería el sábado de semifinales. Donde de nuevo la mala fortuna, que también juega en este deporte, volvió a sacudir a Pablo Lima. En su lucha por no dar bola por perdida desde el fondo de la pista, el de Porto Alegre se lesionó el radio y nos dejó la triste imagen del abandono. Juan Martín Díaz y Maxi Sánchez se clasificaban para la final. 
 
Cabe destacar la que sin lugar a dudas fue la dupla revelación del Master Final. Maxi Grabiel y Ramiro Moyano hicieron su torneo soñado. El joven Ramiro llegaba a su primera final en su trayectoria profesional al lado de su primo, amigo y compañero Maxi y no les tembló el pulso. Plantaron seria batalla a Juan y Maxi que finalmente, por pequeños detalles, se proclamaron como los maestros 2015 en su último torneo como pareja. Maxi Sánchez lleva tres títulos de maestros consecutivos. 
 
Así acabó esta trepidante temporada que a pesar de la indiscutible hegemonía en el ránking de Belasteguín-Lima, nos ha dejado capítulos dignos de la mejor historia jamás contada, la de World Padel Tour. Garra, entrega, lucha y el mejor pádel que regresará a las pistas en marzo de 2016. Un nuevo año que ya les aseguramos, promete, emociones fuertes. Les esperamos.