Imprimir

Los “depredadores” Bela-Lima campeones en Málaga

on .

Qué difícil se hace explicar cómo y por qué Fernando Belasteguin y Pablo Lima se proclamaron campeones del Cervezas Victoria Málaga Master. Lo más fácil es decir que ganaron 7/6 y 6/3 a Juan Martín Díaz y Maxi Sánchez, conquistando su cuarto título consecutivo y manteniendo un invicto de 19 partidos.

Y por qué es difícil de explicar. Porque los número 1 tenían perdido el primer set y lo dieron vuelta y porque el segundo lo tenían ganado y casi lo pierden. Una final muy rara, cambiante, emocionante, pero con el mismo resultado de siempre… Bela y Lima campeones!

 

 

El marco era el ideal, incomparable. El majestuoso Martín Carpena estaba a rebosar de espectadores ansiosos por ver “la revancha”, el segundo capítulo de la película Juan vs. Bela. Fue precisamente aquí en Málaga, hace un año, cuando el planeta pádel se estremeció ante el anuncio de la separación de la mejor pareja en la historia de este deporte.

Pero vamos a centrarnos en la final. El partido comenzó de cara para Juan Martín y Maxi, mejor aún que en Palma de Mallorca hace 15 días, porque en pocos minutos estaban con dos breaks de ventaja, 4-0 en el marcador y servicio de Díaz para el 5-0. Tuvieron una ocasión para conseguirlo, pero llegó la ruptura en la primera oportunidad que se les presentó a Bela y Lima en todo el set.

Esto supuso un duro golpe en la moral de Juan y Maxi, que a pesar de tener aún un break de ventaja salieron como derrotados de la pista. Y en un plis plas, del 4-0 pasamos al 4 iguales, tras un nuevo break al saque de Maxi. La igualdad se mantuvo hasta el tie break, donde nuevamente los número 2 cogieron una mínima ventaja de 2-1, lo que provocó una nueva reacción de los “depredadores” que consiguieron 6 puntos consecutivo para hacerse con la primera manga.

Lo del segundo set era casi una repetición de lo ocurrido en Mallorca. Belasteguin y Lima estaban intratables, azotaron una y otra vez el rincón de Sánchez, arrinconaron a sus rivales y en pocos minutos lograban establecer un contundente 5-0 en el marcador. La final estaba resuelta, nada ni nadie se esperaba lo que vendría a continuación.

Nada más salir de pista luego de conseguir su servicio, Belasteguin solicitó la asistencia del fisioterapeuta. No se le veía molestia alguna y la zona afectada era el muslo de la pierna izquierda. Tras saltar nuevamente a la alfombra el argentino parecía no poder mantenerse en pie. Estiraba, caminaba y el gesto de dolor en su rostro era cada vez más pronunciado.

Juan Martín sacaba en el sexto juego y fue en ese momento cuando llegó la primera bola de partido (30-40). Salvaron y lograron el primer juego.

Lima tenía con su servicio la posibilidad de cerrar el partido. Pero el brasileño parecía sufrir aún más el dolor de su compañero, se desconcentró, se encaró hasta con el público, cometió algunos errores y sufrió el break.

Con Bela sin poder moverse, ya casi sin caminar dentro de la pista, Maxi ganó en blanco su saque con “picardía” incluida, sacando desde abajo al estilo Michael Chang en el recordado partido de Roland Garros de 1989 ante Ivand Lendl.

Todos esperaban de un momento a otro el abandono del jugador de Pehuajó. El marcador estaba 5-3 y se venía el saque de Bela. Vaya a saber de dónde sacó fuerzas, pero pudo caminar un poco más rápido y hasta pegar un par de smash. Tuvieron la segunda bola de partido que salvaron Juan y Maxi, pero a la tercera llegó la vencida. El público se rindió ante ellos, los campeones, los depredadores, los líderes indiscutibles del ranking World Padel Tour. La gran interrogante del planeta pádel sigue siendo una… cuándo llegará la primera derrota?