Imprimir

Paquito Navarro y Maxi Grabiel confirman su papel de favoritos y se coronan campeones del Estrella Damm San Fernando Open

on .

Paquito Navarro y Maxi Grabiel se han proclamado campeones del Estrella Damm San Fernando Open Trofeo Bahía Sur y han logrado su segundo torneo World Pádel Tour consecutivo. Tras su victoria en Valencia, la pareja hispanoargentina no le ha tenido miedo a su papel de favorita y ha logrado ganar a Maxi Sánchez-Sanyo Gutiérrez en una gran final (7-5, 5-7, 7-5 y 7-6).

 

 

La igualdad fue tal que los sets parecían calcos unos de otros. Con golpes espectaculares, empates en el marcador, emoción hasta el último suspiro y cuatro jugadores que dejaron absolutamente todo encima de la pista. Ninguno de los más de 2.000 espectadores quería perderse ni un segundo de la final.

El primer set arrancó en medio de la locura. Los cuatro jugadores arriesgaban en busca del juego que les diera ventaja. Sanyo y Maxi lograron un break para poner el 2-1 en el marcador, pero Paquito y Maxi Grabiel reaccionaron para conseguir un contrabreak y poner el empate a 2-2. A partir de ese momento, la normalidad se impuso en la pista y la igualdad amoldó el partido hasta el 5-5. Los cuatro jugadores estaban mostrando un gran nivel y cuando todo el mundo esperaba que el set se fuera al tie-break, Paquito Navarro y Maxi Grabiel notaron un punto de debilidad en sus rivales. Aceleraron un poco el ritmo y consiguieron romper el servicio de Maxi-Sanyo para ponerse con ventaja (6-5) y saque para cerrar la primera manga. La dupla hispanoargentina no dudó y se puso por delante (7-5).

Con esa pequeña ventaja, Navarro-Grabiel saltaron en el segundo set con ganas de sacar del partido a Maxi Sánchez-Sanyo Gutiérrez. Pero los argentinos son la tercera mejor pareja del mundo. No se iban a dejar intimidar con tanta facilidad.

El partido entró en un carrusel de breaks y contrabreaks que enloqueció al público. Ninguna de las dos duplas conseguía poner tierra de por medio ya que cada vez que lograban romper el servicio de sus rivales perdían el suyo. Eso sí, Maxi Sánchez-Sanyo Gutiérrez estuvieron siempre por delante en el marcador a pesar de no poder aprovecharse de esa ventaja. Ni siquiera con el 4-5, cuando tuvieron la oportunidad de ganar el set al resto. Con el espectáculo de breaks que se estaba viviendo, a nadie le hubiera extrañado que la segunda manga terminara ahí. Pero Paquito Navarro y Maxi Grabiel se pusieron serios y amarraron su servicio para empatar (5-5). Al otro lado de la red también parecieron percatarse de la importancia de mantener su servicio y, tras sumarlo, la pareja argentina volvió a tener la posibilidad de ganar el set al resto (5-6). Y esta vez no perdonaron. Marcaron la diferencia para lograr empatar el partido (5-7).

Comenzó el tercer set y los jugadores empezaron a dar síntomas de cansancio tras más de dos horas de partido. De la locura de los breaks se pasó a la tranquilidad de los servicios. Nadie podía conseguir un break. En medio, Paquito Navarro tuvo que pedir la entrada del fisioterapeuta por unos problemas musculares. La intensidad del choque estaba pasando factura. Los puntos se volvieron más largos y los empates se sucedieron. Hasta el 5-5, el marcador mágico de la noche. Paquito y Maxi Grabiel volvieron a apretar en ese momento tan delicado para lograr una ventaja (6-5) que a la postre sería definitiva. Tras romper el saque de Maxi-Sanyo, la pareja hispanoargentina cerró la tercera manga con su servicio (7-5).

El choque superaba ya ampliamente las tres horas y al fisio se le acumulaba el trabajo. Los dolores musculares hicieron su aparición y tanto Sanyo como Maxi Grabiel solicitaron sus servicios. Con la llegada de los pinchazos y las molestias el partido se calmó a nivel físico y la calidad dio un paso adelante. Pero como hasta ahí estaban igualados los cuatro jugadores, el marcador siguió reflejando empates. Y esta vez no se rompieron con el 5-5. Esta vez hubo que ir al tie-break. La muerte súbita iba a decidir el campeón después de cuatro horas de desgaste y gran pádel.

Porque Paquito Navarro y Maxi Grabiel dominan el arte de los momentos clave como nadie en el circuito. Aguantaron sus molestias para dominar el tie-break (7-3) y conseguir proclamarse campeones del Estrella Damm San Fernando Open.