Imprimir

Fede Quiles y Gómez Silingo dan la campanada en los dieciseisavos de final del Estrella Damm Alcobendas Open

on .

La pareja argentina se mete en octavos tras derrotar por un doble 6-4 a una de las duplas aspirantes al título, Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez

El Estrella Damm Alcobendas Open ya tiene dos nombres propios, Agustín Gómez Silingo y Fede Quiles. Los argentinos asaltaron la banca ante dos de los favoritos al título, Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez, que no pudieron hacer otra cosa que plegar velas ante el vendaval de casta y pádel que se les venía encima desde la otra orilla de la pista. Silingo y Quiles salieron a la cancha convencidos de que podían dar la sorpresa y así fue. En dos capítulos impecables, los bombarderos se plantaron en octavos de final gracias a un break en cada una de las mangas. No les hizo falta más. La solidez al servicio y la enorme confianza con la que jugaron hicieron el resto para apear del camino hacia el entorchado madrileño a Sanyo y Maxi, muy desdibujados durante toda la tarde.

La victoria de Silingo y Quiles sobre Gutiérrez-Sánchez representó la única sorpresa de una jornada apasionante en la que el público madrileño agotó las localidades y abarrotó las gradas del pabellón Amaya Valdemoro. El mejor pádel del planeta ha calado hondo en Alcobendas y los jugadores agradecieron el enorme respaldo del público con encuentros realmente espectaculares.

El turno matinal arrancó sin sobresaltos. Germán Tamame y Javier Limones vencieron a Federico Pérez y José Antonio García por un cómodo 6-1 y 6-2, del mismo modo que también comenzaron sin agobios Reca y Nerone, triunfadores ante Silveira-Moreno (6-2 y 6-4). Los terceros en posar sus zapatillas en los octavos de final fueron Adrián Allemandi y Paquito Navarro, que debutaron con victoria (6-3 y 6-1) frente a Gerardo Derito y Juan Manuel Restivo. También tuvieron un gran comienzo Raúl Díaz y Luciano Capra. La dupla logró su pase a los octavos con su triunfo frente a Héctor Perona y Raúl Marcos (6-3 y 6-4).

Dos de los favoritos, Mati Díaz y Cristian Gutiérrez, marcaron las diferencias en el partido que les enfrentó a Jaime Bergareche y Juan Lebrón para ganar con un incontestable 6/0 y 6/2 y sellar su billete para los octavos de final del Estrella Damm Alcobendas Open.

Mucho más tuvieron que sudar Juan Cruz Belluati y Javier Redondo ‘Tutti’ para ganar a Ignacio González Gadea y Gastón Malacalza. El choque tuvo que irse hasta el tercer set después de un tie-break en la primera manga y otro en el capítulo que abrochó la batalla (7-6, 2-6 y 7-6).

En uno de los duelos más disputados de la jornada, Aday Santana y Jordi Muñoz se vieron obligados que desempolvar los mejores golpes de su repertorio para certificar su clasificación para los octavos ante Willy Lahoz y Godo Díaz. Los españoles tuvieron que recurrir a tres apasionantes sets para avanzar de ronda (6-3, 5-7 y 6-3).

El turno vespertino comenzó con uno de los partidos más esperados por el público madrileño. El jugador de Alcobendas, Pedro Alonso-Martínez, junto con su compañero Matías Nicoletti, se veía las caras en la pista central ante los brasileños Marcelo Jardim y Chico Gomes. La pareja hispanoargentina, espoleada por el público, ofreció su mejor versión y se deshizo de sus rivales en dos capítulos sin demasiada historia. Alonso Martínez y Nicoletti se impusieron 6-3 y 6-2 y mañana se verán las caras ante la pareja revelación del torneo, Agustín Gómez Silingo y Fede Quiles.

Las dos primeras parejas del ranking cerraron la trepidante jornada del Estrella Damm Alcobendas Open. Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguin eliminaron por la vía rápida a Marcelo Capitani y Álvaro Cepero (6-2 y 6-3) en uno de los partidos más fugaces y que más expectación generó en el pabellón Amaya Valdemoro. Por su parte, Juani Mieres y Pablo Lima empezaron sufriendo y terminaron pletóricos ante Guillermo Demianiuk y Adrián Blanco. La dupla Mieres-Lima se llevó el partido en dos sets (6-4 y 6-1).