Imprimir

Juani Mieres y Pablo Lima rugen en una final inolvidable

on .

Más de 16.000 personas han pasado por las instalaciones del Camilo Cano desde que el Estrella Damm La Nucía Open comenzara
 
Cuatro horas de partido, dos parejas peleando hasta la extenuación y un publico entregado construyen una final para la historia. Mieres y Lima ganaron a Juan y Bela (2/6, 7/5, 7/6, 4/6 y 7/5) en un partido mítico, de esos que entran dentro de la historia del deporte. Hubo remontadas, lesiones, golpes mágicos, gritos y aplausos en un Camilo Cano lleno hasta la bandera por quinto día consecutivo.

 

 

La eterna pelea por el trono del World Padel Tour se convirtió en La Nucía en una lucha encarnizada a cinco sets y más de cuatro horas. Juan y Bela arrancaron de nuevo imperiales, aplastantes, sin conceder ni un respiro a Juani y Lima, que perdieron su servicio en el cuarto juego y ya no volvieron a ser ellos mismos en una primera manga que se llevaron de manera aplastante Juan y Bela (2/6). Pero ese dominio era solo un espejismo. Tras la bruma renacieron Juani y Lima, curtidos ya en mil batallas ante sus grandes enemigos. Empezaron a forzar cada pelota, cada juego, cada punto para poner contra las cuerdas a la mejor pareja de la historia del pádel.

En la segunda manga la igualdad se mantuvo hasta el 5/5, cuando con el saque de Bela, Juani y Lima consiguieron romper el servicio. Ellos habían peleado para llegar hasta ahí, para tener ese resquicio que les permitiera voltear lo que parecía una derrota segura en el primer set. Y no desaprovecharon la oportunidad Lima cerró (7/5) con su servicio y el partido volvió a empezar.

En ese nuevo escenario, nada era como antes. Las dudas se habían trasladado de Lima y Mieres hasta Juan y Bela, que intentaban que su juego espectáculo les valiera para desmantelar a sus rivales. Pero no lo conseguían. En el tercer set no hubo ni una rotura de saque y el tie-break tuvo que decidir quién se ponía en clara ventaja. Y aunque parezca sorprendente, el mito se vio superado por el aprendiz. Juani y Lima supieron manejar mejor la situación a pesar de empezar perdiendo 2/0. Remontaron y marcaron el ritmo para ganar el tercero (7/6) en el tie-break (4/7).

Pero Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguín no han levantado su imperio de la nada. Se atrincheraron con su juego, conscientes de que era lo único que les podía llevar a remontar una situación tan adversa. Ante estos dos colosos, nadie puede ceder ni un centímetro. Mieres y Lima lo hicieron en el cuarto set, cuando con el 2/3 en el marcador, Mieres perdió su servicio. Era el soplo de aire que necesitaban Juan y Bela para salvar el partido. O por lo menos, para forzar la quinta manga. Y eso es precisamente lo que pasó. La mítica pareja sumó el set (4/6) para lanzar la final hasta el quinto y definitivo set.

Mieres y Lima empezaron de nuevo agresivos y, tras romper el saque de Juan Martín Díaz, se colocaron 3/0. Pero Bela y Juan aguantaron, empataron (3/3) y siguieron mostrando su pádel fantasía a pesar de las molestias de Belasteguín, que jugó mermado lo que quedaba de partido. La igualdad reinó hasta el 6/5, cuando el lesionado Bela tuvo que sacar para empatar. Ahí, Lima y Mieres aprovecharon los resquicios para finalizar el golpe de estado (7/5) y convertirse en los campeones del Estrella Damm La Nucía Open tras más de cuatro horas de juego.