Imprimir

La eterna lucha por la corona

on .

Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguín pelearán con Pablo Lima y Juani Mieres por la victoria del Estrella Damm La Nucía Open
 
La eterna pelea entre príncipes y reyes por el trono del World Padel Tour parece no tener fin. Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguín volverán a verse las caras en una final del World Padel Tour ante Juani Mieres y Pablo Lima. Será mañana en el Estrella Damm La Nucía Open en un pabellón que se espera a reventar para ver a las dos parejas que se disuelven este año para formar dos nuevas duplas: Juan Martín Díaz jugará con Juani Mieres, mientras que Bela lo hará con Pablo Lima.

 

 

Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguín volvieron a marcar la diferencia en su semifinal y mostraron un juego espectáculo que levantó de sus asientos al público que abarrotaba el Camilo Cano para ganar a Cristian Gutiérrez y Matías Díaz Sangiorgio, que intentaban frenar el vendaval de juego de la pareja número uno del mundo. El primer set acabó por la vía rápida (6/1), con la mejor dupla de todos los tiempos inspiradísima, exhibiendo esos golpes que les han convertido en leyenda viva del pádel. El segundo set siguió el mismo guión, con unos voluntariosos Cristian Gutiérrez y Díaz Sangirgio y unos imperiales Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguín, que sellaron su pase a la gran final de mañana con un contundente 6/2.

Su némesis, sus enemigos durante toda la temporada, Juani Mieres y Pablo Lima tuvieron que apretar los dientes para ganar a Maxi Sánchez y Sanyo Gutiérrez. El partido se definió en los momentos especiales, cuando las decisiones marcan la diferencia. Como el tie-break. Hasta allí tuvo que irse el primer set tras un 6/6 de marcada igualdad. Y ahí fue la frialdad de Mieres y de Lima la que decantó el set y la ventaja para ellos (7/6). Está pérdida envalentonó a Sany y Maxi Sánchez, conscientes de que habían estado muy cerca de ganar la primera manga. Pero la potencia que pusieron durante los primeros juegos se fue diluyendo poco a poco hasta convertirse en ceniza, arrasada por Juani y Mieres, cientes de que mañana tienen una cita con la historia. Con la suya y con la del pádel. Por eso el segundo set terminó 6/4 y el pabellón estalló, consciente de que mañana habrá algo muy especial en la pista con una final que parece decidida a pasar a la historia del mundo del pádel.