Imprimir

Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguin vuelven a reinar en el Estrella Damm Córdoba Open

on .

Hoy parecía que sí, pero tampoco. No hay con que darles a estos dos “monstruos” del pádel. Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguin conquistaron el “Estrella Damm Córdoba Open” y se llevaron el trofeo Cajasur, venciendo en cuatro sets (6/2, 6/7, 6/3 y 6/3) a sus víctimas de siempre, Juani Mieres y Pablo Lima.

Llevan quince partidos invictos, han ganado los tres torneos disputados hasta el momento en la gira World Padel Tour y a este ritmo los 13 años como número 1 están asegurados. Juan y Bela volvieron a cuajar un gran partido, les acompañó la suerte en algunos momentos y también los errores de sus rivales, que por mínimos que fueran parecen enormes jugando contra ellos.

Dos breaks en el primer set, en el cuarto y octavo juego, marcaron una gran diferencia. Los tiros de Juani y Pablo hacían poco daño, no lograban sacar la bola de la pista y sin mucho esfuerzo los número 1 lograron hacerse con el set 6/2.

Más cercano a la realidad fue el segundo set, donde cada uno tuvo sus oportunidades de break, pero llegaron a la definición en el tie break que cayó del lado de los príncipes, para dar emoción a la final.

El break al servicio de Juani en el inicio del tercer set y el posterior contrabreak al saque de Juan Martín, volvían a levantar al público cordobés que estaba asistiendo a uno de los mejores partidos del año.

El tercer set se decidió con la rotura en el quinto juego en el saque del brasileño Lima y en la siguiente manga Lima y Mieres desaprovecharon la gran oportunidad de llevar por primera vez a cinco sets una final entre las dos mejores parejas del circuito.

En ese cuarto set rompieron el saque de Juan Martín Díaz en el quinto juego, se pusieron con ventaja de 3-2 y servicio de Juani para consolidar. Pero, en el juego más largo del encuentro, los número 2 salvaron hasta siete bolas de break y no aguantaron más la presión. Contrabreak y adiós final.

No lograron Lima-Mieres ni un solo juego más. Bela fue infranqueable, rescataba bolas de todos lados, estuvo muy firme con su remate y luego un par de genealidades del “Mago” Díaz acabaron por desmoralizar a los príncipes.

Y se acabó la final, un nuevo break en el octavo juego al saque del brasileño terminó por otorgarles el tercer título consecutivo a los reyes del pádel mundial.

¿Hasta cuándo? Se lo preguntarán Juani y Pablo, y nos lo preguntamos todos.

Nos vemos en Castellón.

 

Escrito por: Oscar Solé