Imprimir

El primero de los número uno

on .

Ni la planta del pie de uno, ni la rodilla del otro. Ni la de meses que llevaban sin jugar. Ni la distancia de Madrid a Barcelona. Ningún “NI” se interpone en la carrera triunfal de estos genios del pádel. Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguin han empezado su decimotercera temporada en pareja como siempre… Ganando!

 

 

Lograron su undécimo título en Barcelona, de las doce presentaciones que tuvieron en tierras catalanas. Y lo hicieron ante sus mayores “enemigos”, los número 2, Juani Mieres y Pablo Lima, esos que desde el año 2009 les persiguen de cerca pero no acaban de alcanzarles.

Una gran exhibición de Juan y Bela, con otro set para enmarcar, el primero, donde en 27 minutos “sacudieron” a sus rivales con un contundente 6/1. Juani y Pablo no sabían por dónde entrarles. Cuando no eran los reflejos de Juan, eran las salvadas imposibles de Bela que las corría todas.

El segundo set fue ya más igualado. Los “príncipes” aguantaron y encontraron su mejor momento al final, cuando rompieron el saque de Juan Martín en el décimo juego para hacerse con set y comenzaron ganando el tercero.

Pero de ahí en adelante todo siguió siendo favorable para los número 1. Break en el tercer juego al saque de Lima y consolidación en blanco con el saque de Bela. Otra rotura en el séptimo y otro set que se decidía a toda velocidad por 6/2.

El público disfrutaba en la tribuna, nadie se movía de su butaca, por el espectáculo y por miedo a quedarse sin ella, porque el Real Club de Polo estaba a rebosar.

Y llegamos al cuarto set. El break en el primer juego al saque de Juani fue la estocada definitiva. Con 15-40, el hispano-argentino lanzó un smash que fue recto al cristal del fondo.

El silencio se apoderó de todo el estadio. Los protagonistas cambiaron de lado cabizbajos, como admitiendo el final de la historia, y más aún cuando desaprovecharon dos bolas de break al juego siguiente con el saque de Juan Martín. Un revés cruzado de Lima se estampó en la malla y una bola lenta se coló entre ambos, por la indecisión del tuya o mía.

Era definitivamente el final. Sólo restaba esperar el resultado, que se acabó por escribir en el noveno juego, cuando volvieron a romper el servicio de Juani.

 

Primer torneo y primer título de los número 1 que no han perdido esa maldita costumbre… la de GANAR.