Imprimir

Sanyo y Maxi “acostumbrados” a ganar

on .

Se acostumbraron a ganar. Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez conquistaron su segundo torneo consecutivo, pero este en Buenos Aires tiene un sabor muy especial. Remontaron un set en contra y vencieron por 4/6, 7/6, 6/2 y 6/3 a Cristian Gutiérrez y Matías Díaz. Acarician la tercera plaza del ranking World Padel Tour y todo se resolverá la próxima semana en Villa Carlos Paz.

Por si quedaban algunas dudas sobre ellos, hoy se encargaron de disiparlas todas. No es fruto de la casualidad ganar dos torneos seguidos, está al alcance de muy pocos. Se escuchó que en Valencia ganaron porque no estaban Juan y Bela. Pues bien, aquí en Buenos Aires, estuvieron absolutamente todos y también ganaron, con más brillantez incluso que en tierras valencianas.

Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez caminan con paso firme. Se han ganado el respeto de todos. Ni ellos mismos se imaginaron una temporada así. El proyecto era a largo plazo, pero los éxitos comenzaron a caer uno tras otro y este cierre de año está siendo espectacular.

La final del “Buenos Aires International Open” les quedará grabada. Cuando promediaba el segundo set, hasta el más optimista hubiera tirado la toalla. Dieron vuelta un partido espectacular y demostraron ser una pareja madura, a pesar de su corta trayectoria juntos.

No tuvieron un comienzo feliz. Se encontraron con un tempranero break, en el tercer juego, estuvieron a punto de recuperarlo en el cuarto, pero se vieron superados en la mayor parte del encuentro por la solidez defensiva y el juego táctico de sus rivales.

El inicio del segundo set fue aún peor para los “puntanos”. Las dos roturas al servicio de Sanyo pusieron el marcador 4-1 y saque de Cristian. El peor panorama posible.

El momento clave de la final

Pero increíblemente todo comenzó a cambiar a partir de ese sexto juego del segundo set. Fue como si del banquillo hubieran saltado otros a la pista. Increíble y espectacular reacción de Sanyo y Maxi, que cambiaron el “chip”, imprimieron más velocidad al juego y comenzaron a dominar todos los sectores. Recuperaron la desventaja, forzaron el tie break, salvaron una bola de set y acabaron ganando para igualar la final.

De ahí en más todo rodó a favor de los campeones. Sanyo comenzó a distribuir bolas como nos tiene acostumbrados, como acariciando la pelota en lugar de golpearla, mientras su compañero esperaba el momento para “bombardear” por arriba. Una combinación perfecta que acabó por destruir a Cristian y Matías.

El contundente 6/2 del tercer set fue la confirmación de que la final había pegado un vuelco de 180 grados.

Y el partido comenzó a definirse en el sexto juego del cuarto set. Ya estaban los campeones con break arriba y salvaron milagrosamente una bola de rotura. Fue la última gota de esperanza que dejaron en la pista Cristian y Matías. Ya no había fuerzas para más. Sólo quedaba esperar en qué momento se iba a acabar. Y fue en el noveno juego, con otro break al saque de Cristian.

Las palas al cielo, el abrazo y a sus espaldas todos los familiares llegados desde San Luis que se sumaban a la celebración de sus “niños”.

Segundo título consecutivo, fruto de una temporada por demás exitosa, en la cual consiguieron además ser finalistas en Cáceres y semifinalistas en otros diez torneos.

Sólo queda Villa Carlos Paz. Muy pocos puntos les separan de la tercera posición en el ranking, que ostentan justamente sus rivales de hoy. La batalla en tierras cordobesas comienza en pocas horas y será tremenda.

 

Escrito por: Oscar Solé