Imprimir

Los príncipes conquistan "El Puerto"

on .


Se cumplió el dicho y a la tercera fue la vencida. Juani Mieres y Pablo Lima acabaron con la racha triunfal de Cristian Gutiérrez y Matías Díaz y se proclamaron campeones de “El Puerto de Santa María International Open”.

Inobjetable y contundente victoria de los “príncipes” por 6/3, 6/2 y 6/3, ante unos rivales que no pudieron aguantar el ritmo y la velocidad que imprimieron los campeones, que salieron desde el primer minuto con los dientes apretados, sumamente concentrados, con hambre de triunfo.

 

 

Era la tercera vez consecutiva que se encontraban en la definición de un torneo, pero el final de la historia fue muy diferente a las anteriores. Esta vez los número 2 del circuito se mostraron superiores en todos los aspectos. Imprimieron otra velocidad, presionaron continuamente en la red y no dieron una bola por perdida. Lima fue una muralla infranqueable, no había por donde entrarle al brasileño.

Por el contrario sus rivales parecieron acusar el desgaste físico de la competición, tras la dura semifinal de ayer ante los número 1. Cristian sufría molestias en el gemelo que le impedía moverse con frescura y por eso tal vez no vimos ese continuo intercambio de posiciones que suelen realizar.

En el primer set, Lima y Mieres lograron sacar ventaja en el sexto juego del partido, rompiendo el servicio de Matías Díaz. Un set en el cual Cristian y Matías tuvieron escasas opciones de inquietar a sus rivales.

Las diferencias de intensidad y juego fueron aún mayores en el segundo set. Un arranque vertiginoso de Lima y Mieres, que consiguieron dos breaks consecutivos y una ventaja de 4-0 en el marcador.

El público disfrutó y no se cansó de aplaudir. “Qué espectáculo, qué bestias!!!” exclamaba uno de los asistentes, mientras la tribuna se volcaba con Díaz-Gutiérrez al grito de “ole, ole, ole” o el tradicional “si se puede…” en busca de una reacción que nunca llegó.

Las opciones más claras para los campeones de Coruña y Santander las tuvieron en el cuarto juego del segundo set, cuando dispusieron de dos bolas de break. A partir de allí todo fue aún más fácil para los príncipes que rompieron primero el servicio de Cristian en el séptimo jugo y acabaron sentenciando con otro break en el noveno.

Victoria más que importante para Lima y Mieres, en lo anímico y en lo deportivo, porque acabaron con el invicto de 14 partidos de sus “bestias negras” y recontarán un poco más las distancias que les separa de los número 1.