Imprimir

Los favoritos y los "otros" en semis

on .

Esta vez el guion se cumplió más o menos dentro de lo previsto en el “torneo de las sorpresas”. Los mejores posicionados en el ranking hicieron valer su condición de favoritos y accedieron a las semifinales del “A Coruña International Open”. Los “míticos” Reca-Nerone vuelven a jugarse el pase a una final 7 años después, mientras que Aday Santana y Chico Gomes viven su mejor sueño, al colarse entre las cuatro mejores parejas del torneo.

Disfrutable jornada de cuartos de final, con muchas caras nuevas y la gran incertidumbre de saber con qué nos íbamos a encontrar en el tercer día de competición en el “embrujado” Palacio de Deportes de Riazor.

Los “príncipes” Juani Mieres y Pablo Lima, que se pasean con la “chapa” de candidatos después del título logrado en Madrid y ante el desparramo de opositores por tierras gallegas, consiguieron un gran triunfo ante los experimentados Marcello Jardim y Willy Lahoz por un doble 6/4.

En dos sets prácticamente calcados, Lima-Mieres lograron imponer su veloz ritmo para acelerar el pase a semifinales. No fue fácil doblegar a la pareja hispano-brasileña, por más que siempre ganaron su servicio con extrema facilidad. Los número 2 lograron ambos breaks en el noveno juego y cerraron el partido en poco más de una hora de juego.

El partido de la jornada

Fue sin lugar a dudas el que protagonizaron Gaby Reca y Seba Nerone ante Agustín Gómez Silingo y Fede Quiles. Fue cambiante, emotivo, intenso y como si todo esto fuera poco acabó definiéndose en el tie break del tercer set a favor de la “mítica” dupla argentina por 6/7, 6/1 y 7/6, tras más de 160 minutos de juego.

El encuentro comenzó siendo favorable para Reca-Nerone que consiguieron un break y tuvieron ventaja de 5-3 en el marcador. Con 5-4, Gaby sacaba para cerrar el set, pero llegó la reacción de los “bombarderos”. Igualaron a 5, levantaron una bola de break al siguiente juego y acabaron llevándose el set en el tie break.

Un duro golpe del cual lograron sobreponerse rápidamente dos expertos en estas lides, tal y como lo demostraron en el segundo set, donde se aprovecharon de la relajación de su rivales para endosarles un contundente 6/1.

El duelo volvió a ser igualadísimo en el tercer set, con ventajas y deuce en cada juego, breaks y contra-breaks, hasta la definición en un nuevo tie brak. A pesar de la sobrada experiencia que tienen Reca-Nerone, les pudo la ansiedad. Tuvieron ventaja en el quinto juego y no consolidaron. Volvieron a tener ventaja en el undécimo y tampoco. Hasta que finalmente en la muerte súbita pudieron sellar el pase a su primer semifinal de la temporada.

Los otros dos semifinalistas

Por la parte baja del cuadro, donde se registraron las más duras caídas, se encontrarán en semifinales Cristian Gutiérrez y Matías Díaz ante Aday Santana y Chico Gomes.

Los primeros solucionaron la papeleta en un visto y no visto ante Javier Limones y Marcelo Capitani a quienes vapulearon por un doble 6/1. Un partido que nada tuvo que ver al vivido la semana anterior en Madrid, donde Capitani y Limones les tuvieron contra las cuerdas.

Esta vez la superioridad fue abrumadora. Limones sufrió algunos problemas abdominales que le impidieron estar a la altura y lo único llamativo fue la duración del juego definitivo. Con el saque de Limones, se jugaron 30 puntos y recién a la sexta bola de partido pudieron cerrarlo Cristian y Matías.

El último billete se lo jugaban dos parejas poco habituales en estas rondas. Los verdugos de los número 1, Germán Tamame y Alvaro Cepero, llegaban con la moral por las nubes al duelo ante Aday Santana y Chico Gomes.

Tal y como se preveía el encuentro fue sumamente parejo y se definió por un ajustadísimo 6/4 y 7/6 a favor de la dupla hispano-brasileña.

En el primer set, Chico y Aday rompieron el saque de Cepero en el tercer juego y luego no sufrieron mayores sobresaltos con su servicio para conservar la ventaja. En el segundo set nadie arriesgaba nada, fueron juego a juego, aunque las mejores opciones estuvieron siempre del lado de los vencedores.

Con muchísimo sufrimiento Tamame pudo conservar su saque en el decimosegundo juego y forzar la definición en el tie break. Allí cogieron ventaja de 5-1 Chico y Aday y todo parecía estar listo para sentencia. Pero Chiqui y Germán no se rindieron fácilmente, salvaron una y otra vez cada situación comprometida, hasta tres bolas de partido, pero no pudieron con la cuarta.

El llanto de Cepero tras la derrota contrastaba con ese puño cerrado al cielo y la sonrisa del brasileño Gomes, que descargaba todo el sufrimiento que vivieron junto a Aday en los primeros cinco torneos, donde los resultados no les acompañaron.

Ya están los cruces. Se habla de favoritos, pero ojo que aún no está dicha la última palabra y las “Meigas” pueden volver a hacer de las suyas en la penúltima jornada.

Escrito por: Oscar Solé