Imprimir

No fue una final más...

on .


No fue una final más. La definición del “Barcelona International Open” tuvo otros aditivos. Se disputó con dientes apretados, con mucha tensión, se interrumpió por la lluvia, y a pesar de todo ello el triunfo correspondió una vez más a los número 1. Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguin encadenaron su cuarto título consecutivo, mantienen un invicto de 20 partidos esta temporada y alcanzaron su décimo torneo en tierras catalanas en los últimos once años.

 

 

Juan y Bela se llevaron el trofeo de los XV Internacionales de Pádel de Cataluña, venciendo en una gran final a Juani Mieres y Pablo Lima por 6/1, 6/4, 4/6 y 6/3.

Una jugada confusa, discusión y roces entre los cuatro jugadores, el público alborotado. Muchos recordarán esta final por todo esto que ocurrió fuera de la pista, lo cual no podemos obviar porque se vio en directo, pero no nos vamos a detener en ello sino en lo deportivo, en el espectáculo que siempre ofrecen estas cuatro estrellas del pádel mundial.

Apenas 23 minutos tardaron los número 1 en hacerse con el primer set. En un pis pas se colocaron 3-0 rompiendo el servicio de Juani y aumentaron la ventaja en el sexto, con otro break esta vez al saque del brasileño Lima. Con 5/1 en el marcador no tuvo mayores problemas Juan Martín para cerrar con su servicio.

Resoplaba Lima, se rascaba la cabeza, mientras que Juani no levantaba la mirada. Era el fiel reflejo de lo que estaba ocurriendo en pista. Dominio absoluto de unos y resignación de los otros. La final comenzaba a decantarse a favor de los reyes.

Despertaron Lima y Mieres en el segundo set, se parecieron un poco más a los príncipes y cuando el partido estaba más apasionante… llegó la lluvia.  Los número 2 desperdiciaron hasta cuatro bolas de break en el octavo juego al saque de Bela, y a continuación, con 4-4 en el marcador y saque del jugador brasileño, se interrumpió el encuentro durante casi una hora.

Un parón que les vino muy bien a los líderes del ranking, porque en la reanudación consiguieron de inmediato el break que les daba el set y los dejaba a las puertas de una nueva consagración.

Otra vez paridad total en el tercer set. Juani y Pablo se aferraron a la pista, salvaron una bola de rotura en el noveno juego y en el siguiente se generó la gran polémica. Bela detiene el juego para reclamar una bola de Mieres, no hay acuerdo, el árbitro otorga el punto a los números 2, se consuma el break y el set para los príncipes.

Intercambio de palabras, roces fuera de la pista, tensión generalizada en las gradas del Real Club de Polo, Juani y Pablo que amenazan con retirarse, y en medio de ese ambiente enrarecido comenzó el cuarto set. Y nada más empezar el break al saque de Lima, para casi sentenciar la eliminatoria.

No hubo mayores oportunidades de remontada por parte de Lima-Mieres y la final que se cierra con una nueva rotura al servicio del brasileño.

No fue una final más. Para Juan y Bela era la número 170 como pareja y el título número 155 en el inmaculado historial de estos dos genios del pádel mundial que quieren seguir haciendo historia en este deporte. Van 4 de 4 en la era World Padel Tour y a este ritmo parece imposible detenerles.

Escrito porOscar Solé