Imprimir

Este Campeonato de España supone un récord de participación en la Historia del Pádel de menores

on .

Sobre las espaldas de Juan Alfonso García Rico recae estos días una importante responsabilidad. Ha sido designado como el juez-árbitro del torneo que supondrá el récord de participación en la historia del pádel de menores, el Campeonato de España que se celebrará en la Ciudad de la Raqueta (Madrid) entre el 3 y el 7 de septiembre. Todo un reto profesional, quizá el más importante de su carrera, pese a la gran experiencia que atesora.

 

Sin embargo, él sólo se considera "el director de orquesta", ya que reconoce que una persona sola sería incapaz de gestionar algo de ese tamaño. Alaba la labor de todo el equipo arbitral y lo destaca como ´la clave del éxito´. Está formado por diez miembros, de los cuales ocho son árbitros voluntarios y uno actúa como juez-árbitro adjunto.  
 
Más de 1.200 participantes (634 parejas para ser exactos), además de sus acompañantes (entrenadores y padres) y el público general que se acerque a las instalaciones del club para disfrutar de la competición. "Durante los días de celebración del torneo, habrá más de 3.000 personas en el club", cifra García Rico. Estos números superan con creces a los del Campeonato de España de 2013 (513 parejas), que se celebró en Nueva Alcántara (Málaga) y que también contó con Juan Alfonso como juez-árbitro y con la mayor parte del mismo equipo que estará presente en esta nueva edición. "Desde aquí nuestro agradecimiento a la Ciudad de la Raqueta ya que nos ha facilitado y puesto a nuestra disposición todo lo necesario para el buen desarrollo del Campeonato", afirma Juan Alfonso. 
 
¿Cómo es posible coordinar con garantías un evento de tales características? En primer lugar, no queda otra que trabajar muchas horas. "Durante los días de competición, estaremos allí desde las ocho de la mañana hasta las once o doce de la noche". Pero además está la tarea de preparación previa, que también es ardua y fatigosa. "Hemos tardado casi 24 horas en configurar los horarios". No es de extrañar, si se tiene en cuenta que a los 624 partidos del cuadro hay que sumar unos 350 partidos de consolación, que disputan aquellos que sean eliminados en las primeras rondas.
 
El veterano juez-árbitro admite que hasta que no finaliza el torneo no encuentra la tranquilidad. "Siempre hay una cierta preocupación, porque son muchos chavales y siempre pueden surgir pequeños problemas con la lluvia o con los horarios". Sin embargo, la experiencia de García Rico le dice que normalmente los conflictos son muy pocos y de importancia leve. "El año pasado en Nueva Alcántara apenas hubo algún problema de confusión con los horarios, pero nada serio´, revela.
 
Esa ausencia de incidentes relevantes depende en gran medida del comportamiento de los participantes y de quienes los acompañan. Sobre todo, de estos últimos. "Si fuera por los niños, puedo asegurar que el 100% de la competición se desarrollaría con total concordia". De modo que los únicos pequeños problemas pueden venir por algún padre que no sepa comportarse, "pero son casos muy excepcionales, en general el ambiente en estos eventos es muy bueno, lo cual no quiere decir que no haya competitividad", explica Juan Alfonso.
 
Lo dice un auténtico experto en estas lides, pues lleva enrolado en el Pádel desde 1994 y trabajando como juez-árbitro desde 2001. En su currículum figuran, entre otros, los Campeonatos de España celebrados en Vistahermosa, Badajoz y Córdoba, y el Campeonato del Mundo que tuvo lugar en Badajoz en 2005. Durante ese tiempo, ha observado una gran evolución en el Pádel de Menores, "tanto en la cantidad como, sobre todo, en la calidad del nivel de juego, materiales, equipamiento, técnicos e instalaciones". También la ampliación del calendario de competiciones, incluyendo por ejemplo los TyC Premium, donde concurren las mejores parejas a nivel clasificatorio, "ha sido muy importante", señala Juan Alfonso.
 
Sin embargo, todo ello no sería posible sin el apoyo fundamental de patrocinadores, "muy difíciles de conseguir en tiempos de crisis". De ahí que valore una nota "de diez" la implicación de adidas en el pádel base. "En un año ha conseguido que la gente identifique el Pádel de menores con su marca". García Rico considera que, de perpetuarse en el tiempo la relación entre la firma alemana y la Federación Española de Pádel, "será muy beneficioso para ambas partes".
 
El principal punto que le queda por explotar al Pádel es su repercusión mediática, que aún está lejos de otros deportes, aunque se ha hecho una importante labor en los últimos años. El que será juez-árbitro del próximo Campeonato de España de Pádel de Menores entiende que es complicado que llegue a corto plazo al nivel por ejemplo del tenis, "porque este deporte está muy institucionalizado y tiene una Federación Internacional que agrupa a muchos países". Además, el retorno televisivo es más complicado en el Pádel, "porque es más interactivo, se disfruta más presenciándolo en directo", aunque admite que "el éxito de eventos como el próximo Campeonato de España de Menores ayuda muchísimo a que siga evolucionando y difundiéndose".
 
Palabra de "director-orquesta".